MOTIVOS DE INDIGNACIÓN

Esta sección dedicada a explicar y denunciar razones por los que existe el Movimiento 15-M y por las que cualquier ciudadano debería indignarse, tomar la calle y protestar. Iniciamos la sección, por ser un motivo de candente actualidad, con el atentando democrático aprobado por las Cortes la semana pasada en forma de reforma del artículo 135 de la Constitución y que nos han vendido como la panacea contra crisis, pero… ¿qué se esconde tras esta reforma?

NI POR LAS FORMAS NI POR EL CONTENIDO!!!

NO A LA REFORMA CONSTITUCIONAL, NO A LA LIMITACIÓN DEL GASTO PÚBLICO!!!

 Esta reforma Constitucional supone una falta total de respeto y un insulto a la ciudadanía: Llevar a cabo una reforma de la Constitución “exprés”, en menos de una semana, sin dejar tiempo para el debate y por supuesto sin realizar ningún tipo de consulta popular, es un menosprecio absoluto por todas aquellas personas que lucharon por tener un Estado democrático definido por la Constitución de 1978. Desde este momento los mercados marcan las leyes, en lo que supone un autentico golpe de estado a la Democracia.

Una falta de ética política: En democracia las formas son también parte del contenido. Esta reforma, realizada con nocturnidad y alevosía, consensuada telefónicamente entre los dos partidos mayoritarios y con unas prisas impropias de la magnitud e importancia de la medida, responden no a una necesidad económica sino a una exigencia de Francia y Alemania, los grandes acreedores de España, que pretenden asegurarse el cobro de la deuda pública española.

Esta medida impide atender a las necesidades sociales en tiempos de crisis. Limitar el gasto público en momentos de recesión, cuando los ingresos por impuestos se reducen al haber más paro y tener menores beneficios las empresas, supone que el Estado no podrá ofrecer las coberturas sociales necesarias que permitan salvar la difícil situación económica con un mínimo de calidad de vida. Las privatizaciones de servicios públicos serán inevitables.

Se prioriza el pago de la deuda. Se limita el gasto, pero no se limita en la misma medida el pago de la deuda, por lo que los recortes presupuestarios van a ser directamente en materia de sanidad, educación, infraestructuras, seguridad, etc… pero nunca en el pago de intereses, estableciendo que la primera responsabilidad del Estado en sus presupuestos sea el pago a los bancos franceses y alemanes que nos financian.

Es una medida que nos hunde aun más en la crisis. Al reducirse el gasto público se genera más paro y menores beneficios para las empresas que trabajan con el sector público. Esto repercute en la economía en general al reducirse el poder adquisitivo de los ciudadanos y por tanto sus niveles de consumos. El gasto público debe ser quien tire del carro para salir de la crisis, invirtiendo y generando empleo y se está haciendo justamente lo contrario.

ESTA MEDIDA SOLO SIRVE PARA TRASMITIR CALMA Y TRANQUILIDAD A LOS MERCADOS FINANCIEROS PERO… ¿PARA CUÁNDO LA CALMA Y LA TRANQUILIDAD DE LOS CIUDADANOS?

  Germán Ortega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>