Daily Archives: 18 junio, 2011

>EUROPA PARA LA CIUDADANíA, NO PARA LOS MERCADOS (MANIFIESTO DE DRY MÁLAGA PARA EL 19 DE JUNIO DE 2011)

>



p { margin-bottom: 0.21cm; }

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia, amigos y amigas. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a quienes nos rodean. Sin embargo, hoy nos quieren robar ese futuro. Dentro de una semana los gobiernos europeos aprobarán el Pacto del Euro, un acuerdo que supondrá el empobrecimiento de la sociedad en beneficio de la banca y grandes empresas, con aumentos en la edad de jubilación, privatización del sector público y recortes de derechos a trabajadoras y trabajadores, entre otras medidas. Y lo harán como siempre, sin preguntar a la ciudadanía, de espaldas a la sociedad civil. Lo harán, como siempre, en contra de la misma gente a la que cada cuatro años nos piden el voto.

Pretenden que seamos las víctimas pasivas de un robo sistemático. Nos roban la educación y la sanidad públicas, nos roban la posibilidad de disponer de una vivienda, nos roban el derecho al trabajo y el acceso a la renta, nos roban una jubilación digna, nos roban el derecho al trato igualitario si hemos nacido más allá de unas fronteras que nos han impuesto, nos roban el derecho a participar en las decisiones que nos afectan, el derecho a utilizar las calles de nuestras ciudades, el derecho a compartir nuestros saberes libremente por la Red. Aun así, todavía nos preguntan qué es lo que queremos. La respuesta es sencilla: lo queremos todo. Queremos que todo sea de todas y todos. Es decir, queremos una democracia real, y la queremos ya. Pero no somos ingenuas, no somos ingenuos. Sabemos que desde la queja y el lamento no nos van a devolver el producto de su robo, pero hoy sabemos también que somos legión.
Somos la legión pacífica que desde las plazas más céntricas de nuestras ciudades se ha expandido por los barrios y pueblos de cada provincia. La legión que ya no permite que decidan sobre ella sin tenerla en cuenta, la legión que observa e interviene cuando la clase política viola los principios básicos de la democracia. Somos la legión que querían acallar, la de las y los jóvenes sin futuro, pero sin miedo, la de quienes lucharon por un país mejor y les quisieron despojar de esa esperanza, la de aquellas personas a las que condenaron al paro, a las deudas impagables, a una vejez de recortes sociales, a una guerra de pobres contra pobres. La legión de nuestro hijos e hijas, que hoy exigen que se les devuelva su futuro.
Desde el pasado 15 de mayo también lo sabe la clase política y financiera de este país y de toda Europa: la misma clase que la semana próxima aprobará la continuidad del robo, la misma clase que llama al expolio Pacto del Euro. ¿Pacto? ¿Acaso han pactado con alguna de las personas que estamos aquí? ¿Acaso han pactado con alguna de las miles y miles de personas que este 19 de junio desbordan las calles de nuestro país? ¿Con quién han pactado?
En esta ocasión, sin embargo, cometen un error, y lo saben. Ya nada es igual. Desde el pasado 15 de mayo saben que hay algo que no nos han robado. No nos han robado la dignidad. A partir de ahora saben también que están obligadas y obligados a mandar obedeciendo. Obedeciendo al pueblo. A partir de ahora saben que, más que nunca, deben convertirse en servidoras y servidores públicos.
De lo contrario la calle seguirá siendo nuestra.